Actores y procesos productivos


La historia económica estudia los procesos económicos que incumben a las sociedades a lo largo del tiempo, especialmente los problemas de las sociedades industrializadas. Atiende a variables macroeconómicas como crecimiento, producto interno bruto, producto per cápita, balanza comercial,  precios, producción, actividades productivas, intercambios comerciales, entre otros. En la actualidad se han incorporado nuevos temas como el estudio de los empresarios, empresa, industria, ramas productivas, finanzas, hacienda pública, entre otros. Por lo que, la historia económica es una vertiente historiográfica que identifica los ritmos económicos que atraviesan las sociedades en el tiempo explicando la composición de la base económica y sus ramificaciones productivas, además de sus enlaces con la sociedad en su conjunto.


 Actores y procesos políticos


Se entiende como una vertiente historiográfica que se orienta al estudio de las asociaciones y su intervención en la política para analizar las relaciones complejas establecidas entre los actores sociales y los procesos relacionados con el poder a fin de delimitar la “malla asociativa que contiene una sociedad, una cultura y una forma política”.[1] No estudia una parcela aislada de la realidad histórica sino que sobre lo político gravita lo económico, lo social y lo cultural.  Los campos de estudio no se limitan a los hechos políticos sino que abarcan el análisis de fundamentos teóricos, cuadros institucionales del poder, teoría política comparada, fenómenos electorales, historia de los partidos, su organización y funcionamiento, asociaciones y su intervención en la esfera política a fin de conocer la manera de articulación entre la sociedad civil y el poder. Asimismo estudia las élites políticas, trayectorias sociales y profesionales de las élites intelectuales, económicas y administrativas, desde una perspectiva global. Incorpora la biografía política rehabilitando el papel del individuo en la historia al develar la historia singular, así como la cultura política destacando las ideas políticas. [2]

 

[1] Guy Bourdé y Hervé Martin, con la colaboración de Pascal Balmand, “La renovación de la historia política” pp. 251-268, en Las Escuelas históricas. Traducción: Rosina Lajo y Victoria Frígola. Revisión científica: Elena Hernández Sandoica, Madrid, -España, Ediciones Akal, S.A., 2004, p. 260.

[2] Íbidem, pp.262-264.


 Actores, prácticas y representaciones culturales


Estudia las formas de representación del mundo de los grupos humanos desde la perspectiva histórica, a fin de comprender la manera en la que perciben y explican las imágenes que construyen en la pintura, escultura, música, arquitectura, etcétera. Además, se estudian los códigos culturales que los rigen: valores, construcciones intelectuales, creencias, tradiciones, sistemas religiosos, profanos y mitos, entre otros, imbricados en las formas de pensar y actuar de las sociedades. Los temas son amplios como: instituciones culturales, actores, manifestaciones religiosas, prácticas, memorias particulares, procesos identitarios, usos y costumbres, mentalidades, imaginarios, discursos, temporalidades, etcétera.